El Blog de Susana Pataro

Informacion y Reflexiones

Jane Goodall en Argentina – VII

Encuentro de dos mundos en las sierras

jane-goodall-mano

Jane Goodall, “lady Chimpancé”, visitó la reserva de carayás en La Cumbre. Especies diferentes, con problemas comunes.  

Lucas Viano
Diario “La Voz del Interior’ (Cordoba)
lviano@lavozdelinterior.com.ar
La embajadora de los chimpancés en el mundo, Jane Goodall, conoció a los monos carayás.

Goodall, distinguida el viernes como Doctora Honoris Causa por la Universidad Nacional de Córdoba, estudió por más de 30 años a los chimpancés africanos. Ayer visitó la reserva de monos aulladores, ubicada a 11 kilómetros de La Cumbre. Fue un encuentro de dos mundos.

Los aullidos roncos de los monos dicen “Éste es mi territorio”, aunque parece que saludaran a “lady chimpancé”. Se escuchan bien fuertes. Los monos carayás o aulladores son los animales terrestres más ruidosos del mundo, certificado por el libro Guinness de los récord.

Los carayás son los primates más grandes de América del Sur. Pero un chimpancé puede llegar a pesar 10 veces más. A pesar de que ambos se parecen a lo que la gente define como “mono”, no tienen tantos rasgos en común. En realidad, el chimpancé se parece más a nosotros, los humanos, que a los carayás.

“No se pueden comparar chimpancés y monos aulladores. Los chimpancés se parecen más a las personas que a estos monos. Tienen una biología y un comportamiento completamente diferentes. Los chimpancés no podrían vivir aquí”, dice Jane.

Es una cuestión de evolución. Primates del viejo y nuevo mundo se separaron hace 34 millones de años. En cambio, el ancestro común entre chimpancés y seres humanos hay que buscarlo “sólo” siete millones de años atrás.

Los carayás se parecen más al peluche de Goodall, “el señor H”, que ya la acompañó por 63 países con su mensaje ambientalista. Los dos tienen cola. De hecho, los carayás “se dan la cola” como señal de amistad. Es una extremidad más que les sirve para trepar árboles. Los chimpancés, también trepadores, no tienen cola.

La reserva serrana alberga más de 100 monos en estado de semilibertad. Una guía confiesa que en realidad es difícil llevar la cuenta porque se reproducen rápido. Cada grupo tiene un macho alfa líder. Eso también sucede entre los chimpancés.

Primate problemático. Tanto carayás como chimpancés tienen problemas con otro primate: el hombre. El más inteligente de todos es el que ha deforestado y depredado el planeta. En la reserva serrana se trata de sanar la naturaleza.

El carayá nunca fue un mono cordobés. Habita Brasil, Bolivia, Paraguay y el norte argentino. Monos aulladores y chimpancés tienen una dieta vegetariana. El bosque es su hábitat también. Sin árboles no hay monos.

En la reserva de La Cumbre, los carayás se han adaptado a la dieta del bosque serrano, aunque en invierno, con la sequía, se les provee frutos y alimento balanceado.

Durante el siglo 20, Argentina perdió dos tercios de sus bosques nativos. La desaparición de la selva en Gombe (Tanzania) fue el motivo por el cual Goodall abandonó su investigación para dedicarse a su tarea ambientalista desde su instituto

“No me queda mucho tiempo. Tengo que dar el resto de mi vida para educar a los niños del mundo, y que aprendan a cuidar el planeta mejor de lo que lo hicimos nosotros”, dice.

chimpances_JGI

El proyecto Carayá es una de las pocas iniciativas en América latina que recibe el apoyo del Instituto Jane Goodall. En la reserva se reciben monos que estuvieron en cautiverio como consecuencia del tráfico ilegal. Otro problema común entre chimpancés y carayás.

“Hay que ayudar con dinero para el funcionamiento de este tipo de centros. Pero también con educación, para que la gente sepa que estos monos no son mascotas. Sufren mucho tráfico. Al principio son muy adorables de pequeños, pero cuando crecen necesitan su espacio y estar con los suyos”. Libertad, algo que deberían compartir carayás, chimpancés y el ser humano

Mas datos

Instituto Jane Goodall. Fundado en 1977, es una organización global sin fines de lucro. Su objetivo es educar y ayudar a la gente a mejorar su calidad de vida sin degradar el ambiente. Está enfocado a niños y adolescentes. www.janegoodall.org Proyecto Carayá. Es un centro de rescate, rehabilitación y orfanato de primates. Está ubicado a 11 kilómetros de La Cumbre, en el camino de la Estancia El Rosario. Se realizan visitas guiadas todos los días, de 9.30 a 19. www.proyectocaraya.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el noviembre 12, 2009 por en Africa, Argentina, Biodiversidad, Chimpances, Ciencia, Conservacion, Mujer, Sociedad y Cultura.