El Blog de Susana Pataro

Informacion y Reflexiones

El Africano

“El Africano”. Una pequeña maravilla. El libro que Jean-Marie Le Clezio dedico a  su padre Raoul, medico británico que durante veintidós años ejerció su profesión en el sector anglófono – que luego se reunificaría – de Camerún y en el  este de Nigeria.

 Raoul Le Clezio llego al África occidental en 1928 y  permaneció hasta comienzo de los años cincuenta, cuando el ejercito juzgo que había sobrepasado la edad de la jubilación y que no podía continuar sirviendo.

 

La vida y obra de Le Clezio – nacido en la ciudad de Niza, Francia, en 1940 – esta definitivamente signada por la historia de una familia  acostumbrada a bucear en mundos diversos y lejanos. Si bien sus antepasados eran bretones, oriundos de Morbihan, en el siglo XVIII emigraron  a la Isla de Mauricio.   En un reportaje , Le Clezio contó cómo durante la Revolución Francesa uno de sus antepasados se negó a alistarse en el ejercito revolucionario porque le pedían se cortara su frondosa cabellera y prefirió embarcarse  con su familia en dirección de la India. En el camino hizo escala en la Isla de Mauricio, de donde era oriunda su mujer, y decide instalarse allí.

 

Tras una larga separación de la familia provocada por la segunda guerra mundial, Le Clezio se re encuentra con su padre en 1948 cuando tenia ocho años enfrentándose con un desconocido al que no pudo comprender sino mucho más tarde cuando, como él,  partió para conocer otros mundos. Ese hombre taciturno de pantalones demasiado anchos y demasiado cortos, zapatos negros abotinados, casquete,  que hablaba francés con la melodía de la Isla Mauricio o “pidgin English” tenia poco que ver con los señores elegantes y distinguidos, bien relacionados, con sombrero de fieltro y cana que pululaban en los salones parisinos.  Veintidós años de África habían inspirado en su padre un odio profundo por el colonialismo bajo todas sus formas.

 

La evocación se va apagando junto con los recuerdos de la guerra de Biafra y las imágenes atroces de ese “cementerio vasto como un país” que golpearon profundamente a Le Clezio y su padre – retirado en el sur de Francia – con la dolorosa visión del país donde habían pasado una parte memorable de sus vidas.

 Le Clezio ha vivido en Estados Unidos, México, Panama , Mauricio, en el norte de África y en Francia. Cuando recibió el Premio Nobel de Literatura en 2008 la Academia sueca lo definió como  “ escritor de ruptura, de la aventura poética y el éxtasis sensual, explorador de una humanidad por encima y mas allá de la civilización actual”

 El libro esta ilustrado con imágenes en blanco y negro capturadas con la maquina Leica del padre y trasuntan admiración y encanto por un mundo extinguido.

Publicado en 2004 en la coleccion “‘Traits y portraits”, dirigida por Colette Felloux, en Mercurio de Francia, tambien se encuentra traducido al espanol.

 “La literatura – dice Le Clezio – sólo es fuerte cuando logra expresar las primeras sensaciones, las primeras experiencias, las primeras ideas, los primeros desencantos”. “El Africano”  lo prueba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 24, 2011 por en Africa, Camerun, Libros, Nigeria, Sociedad y Cultura, Viajes.