El Blog de Susana Pataro

Informacion y Reflexiones

Stephane y los indignados del mundo

Es necesario comprender que la violencia da la espalda a la esperanza. A la violencia hay que preferir la esperanza, la esperanza de la no-violencia. Ese es el camino que debemos seguir, tanto del lado de los opresores como de los oprimidos, para llegar a una negociación que haga desaparecer la opresión; es lo que permitirá terminar con la violencia terrorista. Es por ello que no hay que permitir que se acumule demasiado odio”

(Berlin, 20/10/1917 – Paris, 26/02/2013)

Este pensamiento pertenece a Stéphane Hessel, Embajador de Francia, deportado, miembro de la resistencia, militante de los derechos humanos, de ojos claros de mirada picara – a pesar de sus 93 años – ,  autor de varios libros entre los cuales el sulfuroso “Indignaos!”, publicado originalmente en 2010 que, a manera de consigna sobrevoló las protestas multitudinarias que invadieron las calles de Grecia, España, Francia e inspiró el movimiento “Occupy Wall Street”. En estos días nuevas manifestaciones en Madrid evocan y renuevan las de 2010.

 Encontrarse prácticamente al final de un largo camino le da la posibilidad a Hessel de transmitir a las nuevas generaciones lo que  sirvió de fundamento a su compromiso político: los años de la Resistencia y el programa elaborado hace casi 70 años por el Consejo Nacional de la Resistencia, un conjunto de principios y valores sobre los cuales descansaría la democracia moderna de su país. Principios y valores que hoy aparecen vapuleados por una sociedad que produce indocumentados, expulsados, inmigrantes perseguidos, replanteos de la seguridad social y en suma son amenazados por la dictadura internacional de los mercados financieros.

Para Hessel su libro se condensa en dos mensajes. El primero es: “Atención, estamos en vías de destruir el planeta y eso debe terminar porque de lo contrario en cincuenta años ya ni siquiera valdrá la pena vivir sobre la Tierra” y  el segundo: “El sistema neoliberal, capitalista sin regulación es un horror; no tiene la menor capacidad para hacernos vivir juntos de manera justa y armoniosa; hay que luchar contra el”

El 7 de marzo se presentó en Francia la película « Indignados », de Tony Gatlif, inspirada libremente del libro de Stéphane Hessel, que gira en torno de una joven clandestina africana, Betty, símbolo de todos los indeseables eyectados por el sistema que, a medida que transcurre el film, se va mezclando con los movimientos de indignados en secuencias filmadas en sus escenarios originales en Grecia y España. Gatlif explico que después de haber escuchado el discurso de Grenoble del Presidente francés Nicolás Sarkozy, sobre los roms,  y haberse reunido con Stéphane Hessel, experimentó la necesidad de desarrollar el concepto de “insurrección pacifica” y de ahí nació la película.

Helen, Stephane y el ADN del anticonformismo

No es fácil olvidar la voz cristalina de Jeanne Moreau cuando interpretaba con gracia infinita « Le Tourbillon », canción leitmotiv del film de François Truffaut « Jules et Jim » (1961). La película relata la historia de un triangulo amoroso donde dos íntimos amigos: Jim, francés,  y Jules, austriaco, se enamoran de la misma mujer, Catherine,  quien aunque se casa con el alemán terminará convirtiéndose en la amante del francés con el consentimiento del marido. Según el propio Truffaut su objetivo (creemos que logrado) con “Jules et Jim” fue filmar una historia donde lo escabroso de la situación (el “menage à trois”) no enturbiara la inocencia, la integridad moral, la ternura ni el pudor de los tres personajes.

La historia de “Jules et Jim” está basada en una novela de Henri-Pierre Roche, escritor, periodista, pintor y coleccionista francés (1879-1959) descubierta de manera casual por Truffaut en 1955 y convertida en el film antológico que la hizo famosa. Solo después de la muerte de Roche se descubrió el carácter autobiográfico del libro que relata la historia real de su amistad con Franz Hessel (Jules), un escritor alemán,  y Helen Gründ (Catherine), una intelectual alemana anticonformista que se casa con Franz en 1913 y le da dos hijos : Ulrich, nacido en 1914,  y Stephan, nacido en Berlín, el 20 de octubre de 1917 y que se convertirá en Stéphane Hessel, el inspirador de los indignados, de vida tan novelesca como la de su madre Helen.

Un comentario el “Stephane y los indignados del mundo

  1. U. Winter
    febrero 28, 2013

    Estoy triste, se fue Stéphane Hessel, el gran indignado. y nos dejó huérfanos. Tuve el privilegio de conocerlo y trabajar con él durante años en el marco del Collegium International. Guardo hermosos recuerdos de sus vivencias tantas veces contadas, de su enorme cultura, de su multilingüísmo, de su gentileza y generosidad. Gracias Susana por reseñar su acción – fue un gran diplomático y la gran familia de Naciones Unidas lo recordará como un gran negociador.
    Somos muchos los que sentimos y sentiremos su ausencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el mayo 13, 2012 por en Diplomacia, Libros, Mujer, Naciones Unidas, Politica Internacional, Sociedad y Cultura, Videos.