El Blog de Susana Pataro

Informacion y Reflexiones

Pattycake, la Shirley Temple de los Gorilas

Pattycakepattycake_gorilla

(Nueva York, 03/09/1972- 31/03/2013)

Falleció el domingo 31 de marzo en Nueva York a los 40 años de edad. Dicen que quizá como consecuencia de problemas cardiacos crónicos por los que era tratada desde tiempo atrás. Su nombre, “Pattycake”, fue votado por más de 30.000 lectores del Daily News que hicieron llegar la sugerencia al zoológico del Central Park donde había nacido el 3 de septiembre de 1972 , fruto del amor entre Kongo y Lulu, una pareja de gorilas occidentales de tierras bajas.

Las condiciones de vida de los gorilas cautivos en zoológicos eran en esos años tan deplorables que la pequeña Pattycake sufrió la fractura accidental de uno de sus bracitos como consecuencia de la interacción con su padre Kongo. Tuvo que ser trasladada el zoológico “rival” del Bronx donde permanecio por varios meses para poder atender la fractura adecuadamente y restablecerse tras lo cual volvio a reunirse con sus padres. Su historia inspiró dos libros: “Gorilla Baby: the Story of Pattycake de Pearl Wolf (Ed. Scholastic Book Services, New York, 1974) y “Gentle Gorilla: the Story of Pattycake”, de la artista plástica Susan Kohn Green (Ed. Richard Marek, New York, 1978). La historia de Pattycake conmovió a mucha gente permitiendo sensibilizar al publico acerca de las necesidades de los animales cautivos en el zoológico del Central Park. Ello , al menos, permitio que luego se procediera a renovar los zoológicos de Nueva York

Primer gorila nacido en Manhattan esta “neoyorquina” de pura cepa, a pesar suyo, llegó a gozar de una popularidad tal que alguien la bautizó como “la Shirley Temple de los gorilas”.

En 1983 fue transferida ya de manera definitiva al zoológico de Bronx, administrado por la Wildlife Conservation Society (WCS), donde vivió hasta el fin de sus días en el área conocida como “Congo Gorilla forest”, proyectada y realizada para recrear el habitar original africano de los gorilas.

Fue madre de una decena de gorilas – entre los cuales una pareja de mellizos- hoy dispersos en otros tantos zoológicos de Estados Unidos.

La noticia de su deceso deja una estela de melancolía. Su fama – que seguramente la tenía sin cuidado – y su encanto – que hizo que miles de niños y adultos fueron a observarla y fotografiarla– no deja de hacer pensar que nació y vivió en cautiverio y lejos de sus seres queridos.

El New York Times, como corresponde, le dedicó un sentido obituario

3 comentarios el “Pattycake, la Shirley Temple de los Gorilas

  1. Susa Reinoso
    abril 1, 2013

    Pobrecita Pattycake ojalá no haya sufrido! tu blog es excelente y una fuente muy importante de información para quienes tenemos un ojo atento puesto en la preservación de especies como ésta. un abrazo inmenso

  2. uwinterulla
    abril 1, 2013

    Gracias Susana por reflejar tan bien la vida de Pattycake. Se puede comprender muy bien que era una favorita de los visitantes del zoo. Qué pena que nunca haya conocido su hábitat natural – tampoco lo conocerá su cría… triste destino el de estos animales tan cercanos al ser humano.

  3. Juan Eduardo González
    abril 2, 2013

    Tan triste como la noticia es enterarse que su descendencia sigue condenada al cautiverio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el abril 1, 2013 por en Africa, Biodiversidad, Ciencia, Conservacion, Estados Unidos, Gorilas, Libros, Sociedad y Cultura.