El Blog de Susana Pataro

Informacion y Reflexiones

Flores para ellos…Qumquat, Qantina y Quaye

Qumquat & Family – The Carcasses (Warning: Disturbing Images) :: Big Life Foundation.

Qumquat era una bella y majestuosa matriarca que solía ser vista en Amboseli, Kenia, conduciendo apaciblemente a su familia.

El conocido fotógrafo de vida salvaje Nick Brandt el 27 de octubre de 2012 le tomo una foto junto a dos de sus hijas Qantina y Quaye y otros pequeños. No sabía que sería la última imagen. En efecto, 24 horas después fue salvajemente abatida para extraerle sus defensas y satisfacer así la voraz demanda de marfil procedente de China. En su afán de lucro los criminales también asesinaron sus pequeñas hijas que poco tenían para brindar como marfil. Solo se salvo el más pequeño que permaneció en estado de choc junto al cadáver mutilado de su madre hasta que fue rescatado por el equipo de la David Sheldrick Wildlife Trust.1376160_10151699361197233_988502426_n

Dos de los criminales fueron descubiertos. Uno de ellos era conocido y ya había sido detenido y liberado por hechos similares. El New York Times le dedico en noviembre de 2012 un importante articulo.

Un año después, este fin de semana precisamente, mucha gente se movilizo en distintos lugares del mundo para rendir un sentido homenaje a Qumquat y su familia, y con ellos a los centenares de miles de elefantes asesinados para satisfacer la demanda de marfil. Eligieron como forma de hacerlo congregarse frente a las oficinas consulares y diplomáticas de la Republica Popular China y dejar ramos de flores blancas que para los chinos son señal de duelo.

En el video  se podrá observar un grupo de personas realizando un homenaje frente al Consulado chino en Cape Town, Sudáfrica. Otros prefirieron organizar homenajes virtuales y las fotos han comenzado a circular en las redes sociales y permanecerán aunque los funcionarios chinos hayan arrojado prolijamente a la basura los ramos de flores. Tan prolija y amablemente como atendieron a la gente que se congrego para pedirles que transmitan a sus gobiernos que esta situación debe cesar y que sus autoridades deben tomar urgentemente las medidas necesarias para cerrar las fabricas donde se trabaja clandestinamente el marfil. Son una treintena. Seria un gesto. Pero no alcanzaría. La sociedad china en su mayoría ignora que sus preciados objetos en marfil – que equivalen a nuestras esmeraldas o diamantes – no se caen naturalmente y se renuevan sino que provienen de una carnicería – literal – en que los elefantes son abatidos salvajemente, incluso con armas de guerra, como nunca antes en la historia se habia visto.

En el link que se encuentra al comienzo del artículo se pueden observar las imágenes revulsivas de los cuerpos de Qumquat e hijas mutilados. Imágenes horrendas pero que debemos grabar para siempre en nuestras retinas para no olvidar lo que significa el trafico de marfil en el que tantos están implicados por acción o por omisión.

Vaya también nuestro sincero homenaje a Qumquat, Qantina y Quaye y todos los elefantes que han sido asesinados para arrancarles sus defensas en marfil y fabricar collarcitos, brazaletes, estatuillas , chopstics y elefantes …

flores_blancas_quamquat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 29, 2013 por en Africa, Animales, Biodiversidad, China, Conservacion, Elefantes, Sociedad y Cultura, Vietnam y etiquetada con , .